Este viernes ha entrado en vigor el estado de alerta por sequía en el ámbito Ter-Llobregat decretado por el gobierno catalán. Tal y como establece el Plan Especial de Actuación en situación de Alerta y Eventual Sequía de la Agencia Catalana del Agua (ACA), en esta fase de alerta las restricciones limitan el agua en el uso agrícola e industrial, y en parques, jardines y espacios lúdicos, como piscinas o fuentes.